Boxeo y Kick Boxing orígenes España

El Kick Boxing se introduce en España con el Full-Contact en 1978, gracias a Valera quien estuvo un tiempo entrenando al equipo nacional de Karate, la Federación Española de Karate adopta al Light y Full-Contact como disciplina asociada incluyéndola en sus Estatutos, lo cual es aprobado por el Consejo Superior de Deportes.

Aunque el boxeo se inicia en España en los años 1875-76, en Barcelona, bajo la enseñanza del profesor Bergé, que lo había aprendido de cierto boxeador de Mahón, tripulante de un barco británico, no es sino hasta 1910 cuando la práctica del mismo comienza a ser “oficiosamente” reglada bajo la dirección de Ramón Larruy y de un grupo entusiasta de amantes de “la boxeo”.

En Madrid en el 79, se celebra un Campeonato de Europa de Kick Boxing en el Polideportivo Magariños donde Valera se proclamó Campeón, este evento fue presidido por S.M. El Rey D. Juan Carlos I, gran admirador suyo. En los 80s, con la palabra Kickboxing se identificaban deportes de contacto con raíces, fundamentos y reglamentos diferentes como: Boxeo Americano o Full-Contact, Boxeo Thailandés o Muaythai y Boxeo Francés o Savate.

En el Boxeo a primeros días del mes de abril del año 1914, en un campo de fútbol que por aquellos tiempos había cerca de la calle O’Donnell, en Madrid, se celebran bajo el patrocinio del marqués de Villamejor, los Juegos Olímpicos de Madrid, que, con los “Juegos Olímpicos de Barcelona”, van a servir como prueba para los esforzados “sportman” españoles para los Juegos Olímpicos que van a tener lugar en Berlín, dos años después, en 1916. Entre las pruebas programadas figura la realización de festivales pugi-lísticos, a pesar de que aún seguía en vigor, aunque archivada y casi olvidada, la orden dada por el Gobierno Español en 1911 que prohíbe la práctica del mis¬mo. El cuadrilátero que se instala para la competición está construido total¬mente de madera, no solamente en su base y postes, sino que incluso las cuerdas han sido sustituidas por tablones y rollos de madera cruzados. Este contrapunto de prueba deportiva no sirvió de utilidad, toda vez que el inicio de la Primera Guerra Mundial canceló la celebración de la Olimpiada.

El boxeo aficionado en España tiene lugar, de forma casi exclusiva, en Madrid y Barcelona. En la primera, durante los años 1917 y 1918 tienen lugar los torneos organizados en los Hoteles Ritz y Palace. Allí compiten entre sí Eduardo Figueroa (Conde de Yebes); Emilio Bautista; Bernardo de Quirós (Marqués de Quirós); José Luis de Carcer (Barón de Carcer); Sáenz de Heredia; Enrique, Joaquín y Juan Ruiz Vernucci; Francisco, Rafael y Pablo Hernández Coronado, que fue portero del Real Madrid, y los también futbolistas Peñalosa, Garrido, Monasterio, Quintana, entre otros nombres importantes de la época.