ESTIRAMIENTOS PARA AUMENTAR LA FLEXIBILIDAD

Los estiramientos para aumentar la flexibilidad nunca deben formar parte del calentamiento.

Ante todo primero hemos de saber la diferencia entre estiramiento y calentamiento, muchas veces lo confunden y cierto es, que se pueden incluir estiramientos suaves en el calentamiento, pero jamás un estiramiento enfocado a aumentar la flexibilidad formará parte del calentamiento.

La función de un calentamiento es aumentar la temperatura del cuerpo y el flujo sanguíneo pero sin ocasionar cansancio, este debe durar entre cinco y diez minutos de ejercicio aeróbico ligero en el que se trabaje todo el cuerpo.

En cambio los estiramientos se deben realizar para aumentar la flexibilidad después de un entrenamiento de fuerza y cardiovascular, es decir, cuando el músculo está más caliente.

Estiramientos estáticos

El estiramiento estático consiste en alargar un músculo, mientras mantenemos la posición.
Es el desarrollo de alargar uno o varios músculos hasta extender su amplitud y mantener la posición mientras el músculo se relaja.

Para aquellos que practican un arte marcial se aconseja que realicen los estiramientos estáticos como medio principal para incrementar la flexibilidad. Ya que supone menos riesgo de lesión y posibilita un avance gradual y una relajación máxima durante el estiramiento.

Los estiramientos estáticos son más eficientes cuando se mantienen los estiramientos entre unos quince y veinte segundo con una repetición de dos a cuatro a veces en cada sesión.

Ventajas de los estiramientos estáticos:

1. Facilidad de aprendizaje y ejecución, a veces incluso para aquellas personas que tienen poca flexibilidad o experiencia deportiva.
2. Bajo riesgo de lesión
3. Deja tiempo para la relajación durante el estiramiento
4. Varios grados de dificultad (esto favorece a la rehabilitación de áreas lesionadas)

Estiramientos pasivos

Estos estiramientos necesitan del apoyo de otro compañero o aparato.
En caso de utilizar estos estiramientos para rehabilitación, es usual utilizar una toalla o cinturón para adoptar un estiramiento de las extremidades inferiores, ya que no se podría sólo con los brazos.
En estos estiramientos se ha de tener confianza y sobre todo comunicación con tu compañero, y nunca dejar que este lleve el estiramiento hasta el punto de sentir dolor.

Estiramientos activos

Estos estiramientos son aquellos que se practican sin necesidad de ayuda.
Son útiles para ser usados en rehabilitación, ya que desenvuelven la flexibilidad en movimiento sin los riesgos asociados con los estiramientos dinámicos. También nos posibilita estirar los músculos hasta el nivel de movilidad necesitado para la actividad a realizar.
En estos ejercicios el deportista realiza los estiramientos hasta su punto máximo sin ayuda, para que seguidamente un compañero le ayude a completar el estiramiento, ya que permitirá realizar un estiramiento más profundo.

Estiramientos balísticos

Son unos estiramientos que se practican empleando botes o movimientos rítmicos para explotar la inercia, lo cual potencia los músculos a adoptar un estiramiento mayor.
Estos estiramientos tienen un nivel elevado de riesgo de lesión, ya que trabajan contra el cuerpo al activar repetidas veces el reflejo de estiramiento, complicando la adecuación del músculo al estiramiento y a la elongación.

Estiramientos dinámicos

Estos estiramientos requieren de un movimiento controlado, donde se utiliza el músculo en toda su extensión de movimiento a velocidades cada vez mayores. Estos estiramientos se ejecutan mejor después de un calentamiento, para evitar sufrir una lesión.