La Defensa Personal Femenina

Captura de pantalla 2018-10-31 a las 17.33.55

La sociedad encaja a la mujeres en el sexo débil, y por esa razón son un blanco más fácil.

Los agresores centran la mayoría de sus actos violentos y delictivos hacia las mujeres. Para que las mujeres estén a salvo es importante aprender defensa personal.

Esto no conlleva dejar de ser femenina o delicada, sólo saber cómo cuidarse y qué hacer en una situación de peligro.

Los ladrones y atacantes dirigen la mayor parte de sus actos de violencia hacia las mujeres. Para que las mujeres se cuiden, lo mejor es aprender sobre defensa personal. Esto no implica dejar de ser femenina o delicada, sólo saber cómo cuidarse y qué hacer en caso situaciones de peligro.

Algunos consejos de defensa para mujeres:

-Tener la actitud de autodefensa. Si se caminar de forma seria y erguida cuando se vaya por la calle o si conduce en un vecindario peligroso, los atacantes lo notarán y buscarán un blanco más fácil. No es aconsejable caminar despacito ni cabizbajo.

- Transmitir confianza y seguridad en uno misma, es uno de los consejos más eficaces y simples de la defensa personal.

- Utilizar el sentido común y la calma es importante.

- Confiar en sus instintos es un arma de doble filo. Aún así, las mujeres tienen un sexto sentido que sirven como alarma cuando algo no va bien.

- Ser consciente de lo que pasa a tu alrededor es imprescindible. No es bueno estar distraída o haciendo varias cosas a la vez.

- Reaccionar con rapidez

- Llevar armas de defensa personal, o sino utilizar cualquier cosa que se tenga a mano: bolso, uñas, dientes.

- Practicar patadas y puños y saber cuál es el punto débil de los hombres.

-Ir a clase de defensa personal nunca sobra. Es uno de los mejores consejos ya que aprenderás a defenderte en cualquier situación.

Es importante hacer de estos consejos, parte del día a día de la mujeres, sin evitar caer en paranoia. Simplemente aléjese de las situaciones de peligro y evite peleas.