Los mejores estilos marciales para las mujeres

El taekwondo es un arte marcial coreano practicado en el mundo entero. Su nombre se traduce como “camino de la patada y el puño”. Es un
deporte olímpico, pero tiene muchas técnicas efectivas de auto-defensa para las mujeres. Es apropiado por el conocimiento de patadas muy efectivas y devastadoras que potencian a la fémina para combatir la fuerza de algún atacante masculino, con mayor fuerza en la parte superior de su cuerpo que ellas.

Otro arte marcial con cierto renombre y popularidad en los últimos años es el Krav Maga, el sistema de autodefensa oficial de la Fuerza de Defensa de Israel. Este método enseña cómo enfrentar ataques armados y desarmados. Las mujeres podrían beneficiarse de sus ejercicios, sus entrenamientos mentales y físicos para reaccionar bajo presión.

Podrían entonces protegerse de circunstancias de violencia o de agresiones sexuales. Ante esto también aparece el Aikido, diferente del resto de las técnicas marciales pues enseña a sus practicantes a aprovechar la fuerza de los atacantes en su contra. Más allá de la fuerza contra la fuerza, como la mayoría de los estilos.

Las seguidoras de este método dominarán una amplia gama de técnicas mixtas de bloqueo y lanzamiento para salir airosas de situaciones de peligro.

Para defensa en el suelo, es muy efectivo el Jiu jitsu brasilero, más allá de sus competiciones sobre el ring. Y el Jeetkune do es, sin dudas, más que propicio por su utilización de los mejores movimientos de varias artes marciales.

No es solo el estilo seleccionado, también las ganas y empeño que cada una le ponga a las artes marciales. Todas son efectivas para mantenerse a salvo, ejercitadas y protegidas.