Taichi, el sistema

La mente humana es como un lago.

Cuando uno mira a las aguas tranquila de un lago se puede ver en grandes profundidades.

Lo que se refleja en la superficie es claro. Sin embargo, cuando las aguas no están calmadas, ver lo que hay en el interior es difícil y la propia reflexión se vuelve difícil de discernir.

Con una mente más calmada, en las agua todavía se puede reflejar con mayor claridad y entender la vida más profundamente, entrar en los misterios de la práctica interna y cultivar abundante Jing, Oi y Shen en el cuerpo.

Gracias a la práctica del sistem de Taichi, podemos realmente gozar de una salud radiante en todas sus manifestaciones.

La práctica de la totalidad de los elementos que forman el sistema de taichi nos puede ayudar a entender mejor nuestros cuerpos y mentes y aprender los sistemas para hacerlos más limpios, claros, silenciosos y sobretodo más saludables.

El entrenamiento de Taichi nos muestra no sólo como entrenar músculos, tendones y huesos, sino además para formar a nuestra intención, sentimientos internos, la conciencia y la energía con el fin de conseguir un mayor equilibrio y la salud en nuestras vidas.