UBC: UN 10 EN FITNESS KICKBOXING

Es más fácil para nosotros calificar nuestras sesiones de entrenamiento de resistencia (correr, nadar, ir en bicicleta…) que poder calificar nuestras sesiones de fitness kickboxing, ya que el entrenamiento de resistencia es mucho más medible y más cuando se mantiene un registro de los progresos, pudiendo establecer una marca personal.

Muchas veces un nivel 10 en un entrenamiento de resistencia es cuando hemos roto sobrepasando una barrera y hemos conseguido más allá de nuestro objetivo personal. No es que se necesite tener una marca personal para conseguir nuestro objetivo, simplemente a veces se necesita un poco de motivación.

En el fitness kickboxing, no hay una forma detallada que pueda medir nuestro entrenamiento. Un 10 en una clase de fitness kickboxing será mucho más que la habilidad de hacerlo bien, es decir, se tendrá que ver en la actitud de uno mismo y el esfuerzo que se hace para llegar más allá de sus propias limitaciones.

Para acercarnos más a entender cómo sería un diez en fitness kickboxing, podría decirse que el entrenamiento aunque dure sólo unos segundos, en una ronda de kickboxing se puede querer y sentir que dure para siempre. En este momento es donde alcanzamos nuestro 10, empujándonos a nosotros mismos un poco más lejos, y sin detenernos a pesar de estar agotados o incluso cuando nuestros músculos estén pidiendo descanso.
Debemos equilibrar nuestra capacidad de exigirnos a nosotros mismos nuestros límites con la lógica de no hacernos daños claro está. Es por eso, que al principio, si no se ha entrenado con anterioridad a alta intensidad, no hará falta que en la primera clase se quiera llegar al 10, al menos habría que esperar unas dos o tres semanas una vez se haya empezado.

Estas clases ponen en continuo movimiento y someten al corazón y a los pulmones a cierto estrés mientras se practica, cosa que está bien si se hace correctamente. Al igual que trabajamos nuestros músculos para que pueda levantar más peso, se debe trabajar también el corazón y pulmón para que soporten más intensidad.

Si en un entrenamiento hubiera algún mareo o desmayo, se recomienda tomarse un descanso o reducir la intensidad. Para conseguir un nivel 10 no hace falta llegar al punto de perder el conocimiento. El nivel 10 es donde nos hemos empujado a nosotros mismos para superar nuestros límites, pero siempre manteniendo un buena compostura física. Como cuando un luchador acaba de terminar un combate, que puede estar totalmente agotado, pero nunca deja que su oponente o los jueces se den cuenta.

Es importante que al principio nos centremos en ejecutar bien las técnicas que no en la cantidad de esfuerzo que utilizamos mientras los estamos realizando. Ya que por ejemplo, algunas de las patadas si se realizan incorrectamente, pueden causar lesiones.